7 Ventajas que estudiar en el extranjero aportarán a tu CV

En el competitivo mercado de trabajo actual hay que buscar la forma de resaltar dentro de la multitud. Además de los conocimientos que has obtenido durante tu carrera, es necesario contar con valores adicionales como cursos, experiencias laborales y sobretodo, idiomas. Si estos hitos van acompañados de una estancia en el extranjero, pueden servirte aún más para comenzar tu andadura en el mundo laboral.

 

 

Vivir una experiencia internacional es, sin duda, una forma segura de aumentar tus posibilidades de ser contratado. Esto no solo te dará beneficios educativos, sino que te aportará una serie de extras que te ayudarán a destacar, hablemos de los principales.

1. Serás diferente

Podrás aportar ideas nuevas y una perspectiva diferente en tu lugar de trabajo. Estudios demuestran que las organizaciones son más innovadoras e incluso pueden ser más rentables gracias a esto.

Como estudiante internacional, has obtenido un conocimiento único y la capacidad de trabajar con personas muy diferentes y esto hará que la empresa que te contrate sea más fuerte.

2. Tendrás conocimientos reales del idioma

En el ámbito empresarial global, los conocimientos necesarios para la comunicación internacional son una ventaja extraordinaria. Las empresas buscan contratar a personas que tengan conocimientos de lenguas diferentes y que sean capaces de aprovecharlos al máximo.

Al estudiar en el extranjero, no aprenderás solo en clase, sino que cada día tendrás que poner en práctica tus habilidades en ese idioma en situaciones reales. Esto ayudará a que tengas mayor fluidez y una capacidad única de adaptación.

3. Habrás salido de tu zona de confort

El haber vivido en el extranjero, le demuestra a las empresas que tienes una mente con interés por lo novedoso, un espíritu aventurero y la capacidad de salir de tu zona de confort y enfrentarte a situaciones poco familiares.

Tendrás que hacer muchos sacrificios y afrontar desafíos para conseguir tus objetivos en el extranjero. Esto les dirá a las empresas que eres una persona comprometida y motivada.

4. Tendrás un "capital cultural"

El hecho de que puedas hablar más de una lengua puede ser una habilidad muy útil para una compañía que trabaje con mercados internacionales. Y lo mismo ocurre cuando tienes un conocimiento especial de la cultura, la economía y la forma de trabajo en otro país. 

Podrás ayudar a la empresa a ser más competitiva en la economía global y a comunicarse mejor con clientes internacionales.

La conciencia intercultural y el conocimiento de nuevas normas culturales son cualidades que desarrollas cuando viajas, y las empresas globales están cada vez más interesadas en encontrar empleados con este perfil.

5. Tendrás una mente abierta

Tendrás la capacidad para afrontar todo tipo de retos y problemas. Durante tu experiencia en el extranjero adquirirás la habilidad de ver las situaciones desde una perspectiva diferente. Ser más “open-minded” hará que resuelvas de mejor forma los problemas del día a día en una empresa.

6. Tendrás experiencia en el mundo laboral

Destacar la experiencia internacional puede ser más valioso que mostrar experiencias educativas. Aunque sigas mencionando tus estudios, el incluir la experiencia que has tenido en el mundo real, fuera de las aulas, puede significar la diferencia entre tú y otro candidato.

Las prácticas, trabajos voluntarios, o incluso cursos en el extranjero demostrarán que tienes experiencia en un entorno internacional. Si has estado buscando empleo por un tiempo, sin mucha suerte, y tienes la oportunidad de trabajar o estudiar en el extranjero, esto te ayudará en tus planes de carrera a largo plazo y te dará unas habilidades únicas.

Países como Australia o Nueva Zelanda te ofrecen la posibilidad de trabajar con tu visado de estudiante mientras estás mejorando tu inglés, estudiando un máster o realizando un curso de formación profesional, por ejemplo. De esta forma podrás adquirir esa experiencia internacional en el extranjero a la vez que realizas tus estudios.

7. Serás una persona más madura

Quizás lo más importante es que realmente has crecido como persona. Has tenido que hacerlo todo por ti mismo, dejar atrás las comodidades de tu hogar, enfrentarte a una nueva escuela o universidad. Todo esto te hará ser mucho más independiente y maduro.

En una experiencia internacional aprenderás a no desmoronarte cuando algo vaya mal, tener una buena ética en el trabajo y serás un empleado autosuficiente que puede trabajar bien con personas diferentes.

 

¿Qué empresa no querría a alguien así? ;)

¿Y ahora? ¿Te animas a dar un paso adelante?

Te dejamos esta guía para que puedas decidir cuál es el mejor destino para ti:

blog.comparte