¿Adónde quieres llegar al acabar tus estudios?

 

No es una pregunta que nos planteemos a diario, pero que nos deberíamos plantear cada vez, más a menudo, pues nos puede ayudar a ver todo con algo más de esa perspectiva global que tenemos cuando empezamos un nuevo proyecto y que poco a poco y sin darnos cuenta, vamos perdiendo a medida que pasa el tiempo.

 

Todos, antes de realizar nuestros estudios superiores nos planteamos en qué queremos trabajar cuando finalicemos nuestra etapa formativa, y en función a eso y a nuestras preferencias escogemos un camino u otro. Una cosa es ese planteamiento inicial y otra es la especialización y la experiencia que te queda una vez finalizados esos estudios, pero coincidiremos en que no siempre acabamos trabajando en lo que nos imaginábamos o no siempre nos imaginábamos el trabajo como es en realidad.

 

Pero lo que nunca debemos de perder, es la motivación, la motivación y las ganas de crecer, de mejorar, de nunca darnos por vencidos y de saber adónde queremos llegar, pensar en ello a menudo, variar según vamos aprendiendo o en base a nuestra experiencia, tanto laboral como personal.

 

Queremos llegar a dar lo mejor de nosotros mismos, aspirar a ser los mejores en nuestro campo, nunca dejar de aprender, y uno de los puntos fundamentales en este aprendizaje (que por cierto, el saber ni ocupa lugar, ni tiene edad) es el idioma, el idioma es la clave para llegar donde tú quieras llegar después de tus estudios.

 

Independientemente de si quieres llegar lejos en tu carrera o lejos en tus viajes, todo ello tiene en común el nivel de inglés, para poder comunicarte, para poder viajar y conocer nuevas culturas, empaparte de aspectos fascinantes de cualquier país del mundo, como Australia, Nueva Zelanda, Canadá o Irlanda por ponerte sólo un ejemplo, el inglés es una lengua universal que no sólo te abrirá las puertas de tu futuro laboral, sino lo que aún es más importante, te permitirá derribar las fronteras de tu mente y conocer el mundo.

 

No sólo se trata de estudiar el idioma, que seguro que llevas estudiándolo ya algún tiempo, sino que se trata de una inmersión en una cultura nueva, nuevos hábitos, nuevas personas, nuevas comidas, nuevas maneras de aprender, y lo que es más importante y enriquecedor, nuevas experiencias con las que poder acabar de complementar e implementar tu formación académica. ¿Te parece poco?

 

Al principio, la idea de viajar al extranjero, si tu dominio del inglés no es muy alto puede llegar a echarte para atrás, pero lo importante es dar el paso, una vez lo des y decidas adónde quieres llegar y lo que estás dispuesto a hacer para llevarlo a cabo, todo es más fácil, y si tienes cualquier duda, ¡contáctanos! Nosotros te buscamos un curso que se adapte a tus necesidades de aprendizaje para que llegues adonde quieras llegar. ¿Quieres? Aquí puedes ver los diferentes destinos de los que te hablamos https://www.lae-edu.es/estudiar-australia