Trabajar en hospitality

 

El trabajo puede ser uno de los mejores complementos para tu formación, seguro que eso es algo que ya sabías. Te puede permitir obtener experiencia en tu sector y permitirte crecer y mejorar poco a poco en el ámbito laboral. La experiencia laboral no sólo mejora tu CV, también te ayuda a mejorar otros aspectos de tu vida, tanto a nivel personal como económico. 

 

Pues bien, si de lo que hablamos es de vivir y estudiar en un país extranjero, la cosa cambia pero no mucho. El hecho de tener la posibilidad de trabajar, cosa que no sucede en todos los países, y que te permitan compaginarlo con tu formación académica es fantástico. Aunque lo realmente fantástico, es poder irte y conocer el país gracias a estos ingresos.

 

Y ya no es que sea fantástico por el mero hecho de poder mantenerte mientras estás allí sino, porque además de darte esa libertad, te está proporcionando un bagaje cultural, personal y experiencial que difícilmente vas a encontrar en el interior de un aula, aunque te hayas ido al otro lado del mundo. Va a ser de las cosas más emocionantes que recuerdes cuando regreses.

 

Las primeras experiencias que tienen los estudiantes en el ámbito laboral de un país extranjero como Australia o Nueva Zelanda, suelen ser en “hospitality”. Es una buena opción para los estudiantes, ya que te permite conocer a gente y mantener conversaciones coloquiales en inglés, cosa que mejorará  tu fluidez con el idioma. Si te estás preguntando qué es lo que es, aquí te lo desciframos.

 

“Hospitality” es el término que se usa en estos países para denominar el trabajo que se realiza en el sector de la hostelería, básicamente se trata de trabajar en el sector servicios, en restaurantes, en bares, en hoteles o en cafeterías. Debido al horario habitual para este tipo de trabajos, suele ser una buena opción para los estudiantes internacionales, porque se puede adaptar al horario de clases.

 

En función del nivel de inglés que tengas, puedes optar a diferentes puestos dentro del sector de la hostelería, comenzando por lo mas básico, como la persona encargada de recoger los vasos de las mesas o Glassy, o de recoger y limpiar la vajilla, llamado Dishwasher, al personal que lleva los platos a las mesas, el Runner, pasando por el camarero o Waiter que apunta las comandas, también puedes optar a ser la persona que recibe a los clientes en un restaurante, que se llama Host, o quizás quieras trabajar preparando los cafés y batidos siendo Barista, o si tienes ya un nivel avanzado en el inglés y el certificado RSA (certificado para poder servir bebidas alcohólicas, no es caro obtenerlo, si tienes alguna duda ¡pregúntanos!), ponerte a preparar los cócteles y bebida alcohólicas como Bar Tender.

 

Antes de hacer la entrevista, practica un poco en casa llevando una bandeja con platos o una torre de vasos de cristal, cuanto más preparado vayas, mejor. Tu apariencia es importante, y más aún si optas a un puesto de trabajo de cara al público. Si tu nivel de inglés no es muy alto no te desesperes, a medida que vaya pasando el tiempo, irás cogiendo soltura y podrás optar a otros puestos  que requieran de un mayor dominio del idioma, o incluso llegar a buscar algo de trabajo que tenga que ver con tu área profesional.

Y lo más importante de todo, no te des por vencido, lo único que tienes que hacer, es atreverte a comenzar.

Lo más relevante de todo es tu actitud, en Australia valoran mucho a las personas entusiastas y proactivas, a las que nunca se rinden.Tienes que intentar sacarle todo el partido que puedas a tu estancia, ya sea estudiando, trabajando, viajando o descubriendo todos sus maravillosos rincones.

 

Repasamos:

- Nivel de inglés

- Ganas de darlo todo, ¡siempre!

- Práctica (aunque no es imprescindible, es algo que se tiene en cuenta)

- Buena presencia

- ¡TU ACTITUD!

 

Si aún tienes alguna duda, o quieres que te ayudemos en algo en especial, ¡no dudes en contactarnos!