Olga Carnero - Directora de LAE Andalucía

¡Hola a todos! Mi nombre el Olga Carnero y desde hace 6 años soy la directora de LAE en Andalucía. Mi pasión es poder ayudar a personas que quieran vivir la experiencia de estudiar en el extranjero, y por eso quiero que hoy conozcan mi aventura… ¡Y animaros a vivir lo que para mí fue la mejor experiencia de mi vida!

 

Siempre supe que tarde o temprano volvería a España pues, aunque soy malagueña, con nueve años me mudé con mi familia a Venezuela, donde años después me gradué de ingeniería civil. Como muchos recién graduados, sabía que necesitaba aprender inglés para poder mejorar mi perfil profesional. Mi padre quería que regresara a Europa y estudiara en Reino Unido, pero yo ya había leído mucho sobre Australia y me enamoré del país. Después de trabajar un par de años ahorrando y luchando para hacerlo realidad, me decidí a viajar hasta allí… Pensé que solo iba a estudiar inglés durante seis meses, porque si os soy sincera, los idiomas siempre me habían costado mucho, pero lo que nunca pensé es, que de ese viaje fuera a conseguir tanto!

 

Estudié inglés en “La Trobe University”, y empecé trabajando en un restaurante argentino, y lo más curioso de todo… ¡Daba clases de flamenco! He de confesar que aparte de ingeniera, soy profesora de flamenco también. Después de 3 meses estudiando inglés, se me quitaron los nervios en las entrevistas y, a través de los contactos del restaurante, conseguí trabajo como delineante… Al fin un trabajo de lo mío… ¡No me lo podía creer! La empresa en principio me contrató como delineante y, a medida que mi inglés mejoraba me iban ascendiendo, hasta que terminé como ingeniera estructural durante tres años. Aproveché para viajar y conocer diferentes culturas y países, que me hizo crecer tanto en el ámbito personal como profesional.

 

Cuando volví a España pensé que sólo sería por un año, pero aquí decidí reinventarme y me preparé como asesora de educación para poder formar parte de la gran familia de LAE. Encontré mi verdadera vocación y desde entonces, mi mayor motivación es ayudar a los estudiantes para impulsaros a vivir una experiencia que considero como imprescindible y única.

 

Allí tuve la suerte de aprender muchísimo, empezando por…

 

  1. No tenerle miedo a lo desconocido.

 

Aunque los primeros días en Australia estaba muerta de miedo, me di cuenta que todos a mi alrededor estaban igual o ya habían vivido lo mismo, y al final siempre sacabas algo positivo de la experiencia.

 

  1. Trabajar en cosas que no eran lo mío.

 

Yo siempre había trabajado como ingeniera desde que me gradué, pero aprendes muy rápido a hacer cualquier otro trabajo, aunque no hayas estudiado para ello. Logras abrir la mente y aprender de todo.

 

  1. La importancia del Networking.

 

A medida que mi inglés mejoraba y conocía a gente nueva, me sentía más segura para poder conseguir un trabajo profesional, y fue precisamente a través de un cliente del restaurante argentino donde estaba, como pude conseguir mi trabajo como ingeniera.

 

  1. Puedes trabajar en lo que más te gusta.

 

Yo compaginaba mi trabajo con mi hobby, que era bailar flamenco y lo mejor… ¡Es que me pagaban por ello! Era una forma de estar cerca de mis raíces mientras me encontraba literalmente, en la otra punta de mundo.

 

  1. Que tienes casas en todo el mundo.

 

Al vivir en un país tan multicultural y con tantos estudiantes internacionales, al final tus amigos se vuelven como hermanos, así que siempre tienes a quien visitar. Puedes irte a Tailandia con tu mejor amiga de clase o a Colombia con tu amiga de fiesta. Y una de las mejores cosas… ¡Siempre tendrás casa para volver a Australia!

 

  1. A empezar de nuevo.

 

Después de lo que había vivido en Venezuela y Australia, nunca me dio miedo volver a España, pese que hablaban de la crisis. Pensaba que, si había sido capaz de desenvolverme en un país que no era el mío, volver a empezar en España… ¡Era una nueva aventura!

 

  1. A reinventarme.

 

Cuando regresé a Andalucía, mucha gente me preguntaba por cómo me había ido, y una de las cosas que más me sorprendieron, fue ver que no había ninguna agencia certificada como LAE con sede en Andalucía. Así que supe que después de todo lo que había pasado en Australia, podía atreverme a emprender… ¡Y cada día me gusta más poder ayudaros a otros a vivir vuestra propia aventura!

 

Bueno, espero que mi experiencia los anime y les haga quitarse miedos que sólo lograrán frenarlos en la vida. Estoy realmente orgullosa de ser la primera Asesora de Educación Australiana certificada en Andalucía. ¡Y estaré encantada de ayudaros!

 

¡Nos vemos en Australia! Si quieres saber más, puedes escribirme a olga.carnero@lae-edu.es o por aquí