Estudiar y trabajar en el extranjero

No vayas a pensar que el dinero es un problema a la hora de formarte en el extranjero, todo depende del curso y de la duración, pero a la hora de mantenerte en el país en el que decidas realizar tu formación, la solución es más fácil de lo que piensas. Aquí te comentamos en los países en los que podrías trabajar mientras estudias y por cuánto tiempo puedes hacerlo, ¿te animas?

Ten en cuenta que, aunque el nivel de vida suele ser más alto y al principio puede que te asusten las cifras, los salarios también son más altos y por lo general te puedes mantener allí trabajando mientras estudias.  Al final, se compensa todo de una manera favorable.

Australia

Aquí es posible trabajar con el visado de estudiante media jornada mientras estudias, para que no influya en tu formación, y en los períodos de vacaciones puedes hacerlo a jornada completa. Esto te permitirá tener una autonomía y, a la vez que conoces a mucha gente, obtener experiencia demostrable para poder poner en tu currículum, además de perfeccionar tus habilidades en el idioma de una manera más natural.

El visado de estudiante lo puedes obtener por un curso de inglés, VET (FP) o estudios universitarios, las posibilidades son muchas y las hay en todas las áreas. 

Nueva Zelanda

El permiso de trabajo en este país tan especial es similar al de Australia, puedes trabajar media jornada con el visado de estudiante mientras realizas tu curso de inglés de 14 semanas o más (3 meses y medio aprox.). Existen pequeñas diferencias que podemos explicarte en detalle si te decides a dar el paso.

Canadá

En Canadá también es posible estudiar y trabajar al mismo tiempo, haciendo cursos específicos similares a una formación profesional. Aproximadamente estaríamos hablando de un año completo, seis meses estudiando y formándote y seis meses de prácticas remuneradas, aunque también hay cursos que son de cinco meses de formación y cinco meses de prácticas remuneradas igualmente.

En este país no puedes trabajar si sólo haces un curso de inglés.

Los trabajos, al menos al principio de tu estancia, suelen ser no cualificados, que son básicamente en el sector de la hostelería, lo cual tiene un lado positivo, conseguirás mejorar tu nivel de inglés y conocerás a gente de diferentes países que enriquecerán tu experiencia personal de una manera que ni puedes llegar a imaginar, ¿suena bien verdad? Poco a poco y cuando tu nivel de inglés haya mejorado, se irán abriendo las puertas para trabajos relacionados con lo tuyo si es lo que buscas.

Puede que haya muchos motivos que te impiden dar el paso, motivos personales, académicos o laborales, pero recuerda que tu mejor inversión eres tú mismo. No dejes que el dinero sea un impedimento para llegar adonde quieras llegar en tu vida y en tu trabajo, las oportunidades nos las creamos nosotros mismos, y si tú crees en ti, ¿quién es el mundo para decirte lo contrario?

¡Atrévete y nosotros te iremos guiando paso a paso!