¿Sabes cuáles son las diferencias entre España y Canadá?

 

 

Antes de dar el salto y cruzar el charco, hay ciertos aspectos que deberías saber, sobre todo a nivel cultural. ¿Estás preparado para vivir esta aventura? ¡Quizás no te quieras volver de allí!

 

La densidad de población es mucho menor que en España, mientras aquí rondamos los 92 habitantes por kilómetro cuadrado, en Canadá, esa cifra desciende hasta los 4 habitantes por kilómetro cuadrado... Si te agobian las grandes multitudes, Canadá es el mejor destino, no verás a tantas personas a la vez en la calle como sucede en las grandes ciudades españolas como Madrid o Barcelona.

 

Son algo más de 7.000 kilómetros los que separan a Canadá de España, aunque pueda no parecer mucho, algunas diferencias sí que lo son. Aunque Canadá es menos antiguo que España y por ello el terreno es más plano, tiene más arboles que los que hay en España, y otra diferencia notable es el aire, puesto que los canadienses disfrutan de ser el segundo país con el aire más puro del mundo. Además de todo eso, cuatro de sus principales ciudades, como son Ottawa, Toronto, Vancouver están en la clasificación de las diez ciudades con mejor calidad de vida del mundo.

 

Allí es menos frecuente comer en familia, generalmente se come con las personas con las que estés en esos momentos, y el horario es ligeramente diferente, aunque se desayune más o menos a la misma hora, se almuerza sobre las 12:30 del mediodía y se suele cenar a las 17:00 de la tarde, y consideran la cena como la comida más importante. ¡En eso sí que nos diferenciamos algo más!

 

La propina es un tema de educación, ten cuidado si vas a un restaurante a comer o a cenar, en España la propina es algo opcional y la das si te has sentido bien y la comida ha sido buena, pero allí es algo casi obligatorio, se considera de mala educación no dejar una propina de un 10 o un 15%.

 

La diferencia en las temperaturas es algo que debes tener en cuenta, y si vas en invierno… ¡Abrígate muy bien! Mientras que en España rondamos los cero grados en invierno, en Canadá pueden rondar los veinte bajo cero, sin embargo en verano, las temperaturas son similares, rondando los treinta grados, aunque si lo que te preocupa son las bajas temperaturas… Siempre puedes irte a Vancouver, que en invierno baja sólo un poco de los cero grados.

 

Algo a lo que te tendrás que ir acostumbrando es al tema de la seguridad, Canadá cuenta con uno de los índices más bajos de violencia y criminalidad, allí es frecuente que no haya pestillos y las puertas traseras de las casas suelen estar abiertas si hay personas dentro. Y tranquilo, si no dominas el idioma bien del todo, los canadienses te van a ayudar, siempre vamos alerta por el mero hecho de ser extranjeros, pero allí te van a ayudar en lo que puedan.

 

En Canadá, a gran diferencia de España, apenas hay paro, que ronda el 6% aproximadamente, si tu visado te permite trabajar, no tendrás demasiados problemas para encontrar un empleo que te permita mantenerte allí mientras estudias.

 

También hay una diferencia notable en la manera de saludarse, te nombrarán por tu apellido hasta que tú les digas que pueden hacerlo por tu nombre, y te estrecharán la mano, ten cuidado con acercarte demasiado, ellos guardan más las distancias que los españoles.  También debes de tener en cuenta que, si te invitan a cenar, debes de llevar un regalo a los anfitriones y ser extremadamente puntual.

 

¿Te parece que somos muy diferentes? ?